Carta abierta a la comunidad universitaria de Nuevo León

23Mar10

A la comunidad universitaria de Nuevo León,

Las balas alcanzaron las aulas. Los salones de todo plantel educativo de la ciudad han sido tocados por la muerte de dos estudiantes a las puertas de su Universidad. El alumnado no puede marchar solo. Profesorado, directivos y cabezas de las universidades deben caminar a un lado de los alumnos y alumnas que hoy lloran ante la certeza de que quienes murieron el pasado viernes pudieron ser ellos. Lloran porque sus amigos murieron, desaparecieron, fueron amenazados, tienen crisis de pánico, o porque sus familiares se encontraron con una bala perdida, porque no pudieron regresar a casa. Lloran porque no encuentran respuesta a semejante injusticia, a semejante barbarie.

La comunidad universitaria es -o al menos debe ser- el espacio de reflexión, de búsqueda de la verdad, y generación y sistematización del conocimiento para nuestra sociedad. Su liderazgo es necesario y hoy más urgente que nunca. Su voz ausente deja en la indefensión a una ciudadanía que no encuentra ni respuestas ni soluciones a la irracionalidad que asesina sin compasión a inocentes.

Antes que apoyar posturas bélicas, antes que pensar en las motivaciones de quienes jalan los gatillos -no importa el bando al que pertenzcan-, debiéramos preguntarnos acerca del tipo de sociedad en la que queremos vivir hoy. No mañana, no en diez años, hay que preguntarnos en qué sociedad queremos vivir hoy.

Hace menos de dos meses, una alumna de bachillerato, al hablar sobre la matanza de 16 jóvenes en Ciudad Juárez, fue luminosa y clara en su propósito para solucionar la terrible situación que vivimos. Ante las propuestas de “ojo por ojo, diente por diente”, el uso de guardias blancas o la imposición de la pena de muerte, ella sentenció: “las generaciones pasadas no han podido, nos dan hoy un país que se desmorona. Lo único que nos podemos proponer es que ésto termine con nuestra generación”. Sus palabras retumbaron en mí: se trataba de un deseo sincero y esperanzador, pero al mismo tiempo se trataba de un llamado directo y contundente al sistema educativo en su conjunto.

Debemos asumir con fuerza y responsabilidad nuestra función como institución social que reproduce o modifica el estado actual de las cosas. Hoy es nuestra obligación tomar un rol mucho más relevante para acompañar con toda la fuerza de nuestras instituciones, a las y los ciudadanos que se encuentran abandonados por un Estado, en el mejor de los casos, ineficiente.

No tenemos que convertirnos en grupos beligerantes para decir verdades que se agolpan en los pechos de quienes vivimos en esta ciudad. Solapar farsas significa traicionar los principios que rigen el quehacer universitario, y en estos días, de manera más palpable que nunca, significa traicionar a la sociedad en su conjunto.

Alumnas y alumnos del Tecnológico de Monterrey, Universidad Regiomontana, Universidad Autónoma de Nuevo León, y Universidad de Monterrey, convocan a una manifestación pacífica en la Explanada de los Héroes este miércoles 24 de marzo a las 18:00hrs. El objetivo es recordar al Estado y a nosotros mismos que existen otras muchas formas de combatir los delitos, sin tener que terminar con la paz, la libertad y la vida de quienes vivimos en esta ciudad. ¿Cómo detener el engrosamiento de las filas del crimen organizado si no existen opciones para niños y niñas que crecen -en el mejor de los casos- en un sistema educativo controlado por una persona como Elba Esther Gordillo? ¿Cómo convencer al joven desempleado, padre adolescente, sin educación media, de que no participe en un negocio ilegal que le permitirá alimentar a su familia? ¿Cómo erradicar la violencia de una ciudad que desdeña la creación y mantenimiento digno de espacios públicos en todas sus esquinas?

Vamos todas y todos a caminar juntos en la plaza. Vamos a escucharnos y conocernos. Vamos a sembrar solidaridad que florezca como paz, libertad y justicia en un futuro cercano. Vamos maestros, maestras, rectores, directivos, alumnos, alumnas, empleadas y empleados administrativos, investigadores, vamos juntos este 24 de marzo a la Explanada de los Héroes, frente a Palacio de Gobierno.

Rodolfo Salazar Gil
Profesor de bachillerato UDEM
Alumno de la Facultad de Psicología de la UANL
Ex-colaborador del ITESM

Anuncios


No Responses Yet to “Carta abierta a la comunidad universitaria de Nuevo León”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: